Atmósfera y radiación solar

Imagen: arco iris en el lago Palmer, cerca de Atlin, en la Columbia Británica, Canadá, 2014.

Todo fenómeno climático de la Tierra tiene origen en la llegada de radiación solar, por tanto es de especial interés saber como se comporta esa radiación cara a ver su efecto en el planeta. En esta entrada presentaremos la radiación solar y sus principales características, sin ánimo de entrar en demasiados detalles y enfocada al aspecto geográfico. La radiación solar se compone de una vertiente electromagnética y otra térmica.

La radiación electromagnética se caracteriza por la propagación en forma de ondas transversales de un campo magnético y un campo eléctrico, cuyos vectores son perpendiculares entre sí y a la dirección de propagación, a la velocidad de 300 000 000 metros por segundo. Los campos se propagan en forma de onda provocando oscilaciones y dependiendo del tipo de radiación la longitud de esas ondas varía.

La longitud de onda (λ) y la frecuencia de la onda (v) son lo que permiten clasificar cada tipo de radiación electromagnética conformando el espectro electromagnético. Las ondas de radio (televisión, radio) son las de onda larga y baja frecuencia. Las siguen las microondas, la radiación infrarroja (que emite todo cuerpo con algo de calor) llegando a la luz visible con los diferentes colores representados por longitudes de onda distintas: del rojo (longitud larga) al violeta (longitud corta). Tras la luz que podemos ver con nuestros ojos se encuentra la radiación ultravioleta y más allá, con longitudes muy cortas y alta frecuencia, los rayos X y la radiación gamma (ϒ).

La λ se mide en nanometros (nm, 0’000001 mm) o micrometros (micras, µm, mil nm). La radiación solar oscila entre los 0’15 y los 4 µm, siendo una onda relativamente corta, mientras que la radiación terrestre se mueve entre 5 y 1000 µm. La luz visible se encuentra entre los 0’4 y los 0’75 µm.

Los diferentes fenómenos electromagnéticos se componen de haces de corpúsculos llamados fotones, que contienen energía, y han sido detectados de forma evidente. La radiación por tanto se comporta de forma dual, como una onda, continua, y como  corpúsculos, discontinua. Es imposible observar ambas características a la vez, aunque existen experimentos que confirman su presencia. De Broglie, Compton, Davisson y Germer en el siglo XX plantearon hipótesis y experimentos para demostrar esta doble naturaleza con éxito.

La radiación térmica es emitida por un material lo suficientemente condensado, medida en calorías (cal). El poder emisor de un cuerpo es la radiación emitida por unidad de tiempo por superficie y el flujo de radiación de ese cuerpo es la cantidad de radiación que atraviesa una superficie por unidad de tiempo medida perpendicularmente. Esto último se denomina constante solar, en el caso de la radiación solar que llega a la Tierra, y se mide en el límite de la atmósfera. La radiación que llega se puede medir también en kilolangleys (kcal/cm², Kly), se reciben unos 263 KLy por año en la atmósfera, la cual filtra el 47% de esa cantidad antes de que llegue a la superficie terrestre.

Toda radiación que entra en el medio terrestre sufre modificaciones en la velocidad y en el tipo de energía radiante. La atmósfera absorbe parte de esa radiación emitiendo calor en el proceso, la reflecta o la difunde, además la composición química de la atmósfera reacciona diferente a los diferentes tipos de radiación.

La luz visible y las ondas de radio pueden atravesar la atmósfera sin problemas, mientras que el agua absorbe las ondas largas, las bandas de Schumann (compuesta por O₂) y la de Hartley (O₃, ozono) absorben energía ultravioleta y el dióxido de carbono y el metano absorben la infrarroja. Además determinadas longitudes de onda de luz visible son reflejadas más por la atmósfera: mientras que las ondas largas pasan libremente, las ondas cortas (azules) son reflectadas creando el color del cielo. Según la cantidad de atmósfera a atravesar se reflectaran más o menos λ, de esta manera en el ocaso se dispersa más cantidad de luz azul, dejando solamente las ondas rojizas.

Existen varias leyes que gobiernan la radiación y que apuntamos a modo de anotación:

· Ley de Planck: que relaciona la λ con la emisión de energía a determinada temperatura. Según la temperatura del cuerpo emisor se emitirá un rango de λ, creando una curva donde determinadas λ se emiten más que las otras. Como apuntábamos, el Sol emite entre dos λ, pero su máximo de emisión se da en 0’475 µm.

· Ley de Stefan-Boltzmann: el poder emisor de un cuerpo es directamente proporcional a su temperatura. Derivada de la anterior.

· Ley de Wien: la longitud de onda máxima emitida es inversamente proporcional a la temperatura. Derivada de la de Planck.

· Ley de Kirchhoff: un cuerpo que absorbe radiación también la emite.

Los diferentes tipos de radiación no solo resultan de interés para el estudio atmosférico, también para el uso de imágenes por satélite para el análisis de usos del suelo, presencia de agua, incendios y por supuesto la nubosidad, mediante SIG y también modelos informáticos de predicción del tiempo atmosférico.

Anuncios

La Geografía Humana ante la crisis ambiental

Ecología Social y Naturalismo Dialéctico

Imagen: accidente nuclear de Fukushima I en 2011. Fuente.

La Geografía permite comprender el mundo y acceder al entorno en sus diferentes escalas. Actualmente los problemas medioambientales se suceden en todas las escalas por lo tanto el estudio ambiental debería ser una prioridad para la Geografía. En 1977 Lacoste escribía que:

“La crisis global se manifiesta y se percibe en términos geográficos, no solo se concibe en el tiempo sino sobre todo en el espacio.”

“Es necesario contar con un saber geográfico que permita comprender activamente los problemas y contradicciones espaciales existentes.”

En los planes de estudio de la Geografía se ha reforzado mucho la rama ambiental desde entonces introduciéndose en forma de máster o cursos de especialización, ligados muy a menudo a la ordenación del territorio. La Geografía Humana ambiental debe entenderse desde una visión que tiene por objeto el desarrollo integral y armónico entre los seres humanos y de éstos con el medio. No se trataría de una ciencia, sino de una postura, una política, de perspectiva integral.

Murray Bookchin crea el concepto de Ecología Social en Estados Unidos en 1981, estableciendo un conjunto de ideas de corte anarquista que llevarían a una transformación social radical. La Ecología Social estudia a los seres humanos junto a sus sistemas ambientales y las relaciones entre las diversas sociedades mediante un enfoque interdisciplinar. Entiende que los sistemas humanos y naturales no pueden entenderse por separado y que la práctica ambiental es una práctica social.

Los análisis ambientales deben ser críticos, enfocados a la raíz del problema y que planteen fundamentos para reconstruir la relación medioambiente-sociedad. Mediante este naturalismo dialéctico se busca romper con la aversión al pensamiento racional, la acción política y el compromiso social. Existen una serie de relaciones de dominación y jerarquías, desde la perspectiva de la Ecología Social, que a menudo provocan desequilibrios ambientales y crisis ecológicas que deben ser examinadas y en caso de no funcionar cambiarse.

La relación sociedad-medio

La energía y los recursos provienen de la naturaleza y existen diversos flujos que conectan los elementos (energía, materia e información) dentro del sistema mundo. En ese sistema global encontramos el sub-sistema social que se nutre y condiciona al resto de sub-sistemas. Hasta finales del siglo XX la visión era contraria, con una supremacía de la sociedad sobre el medio, legitimando el control y dominación de lo humano sobre lo natural. Entre los siglos XV y XIX se consolida una estructura mundial de colonización y conquista para unas metrópolis que adquieren materias primeras y mano de obra barata mientras se establece una justificación ideológica de imposición del mundo social al natural.

El desarrollo del capitalismo provoca una mercantilización del medio ambiente, una fragmentación entre la sociedad y el medio para poder controlarlo y comercializarlo. Ésto además permea a los conceptos académicos dividiendo las Ciencias Naturales y las Ciencias Sociales, creando unos enfoques reduccionistas, y por tanto parciales, que en muchos casos no pueden abarcar escalas y problemas complejos. Para poder explicar las relaciones sociedad-medio existen dos ejes:

El eje realismo/constructivismo interpreta la relación directa entre ambos mediante una producción social del medio por parte de la sociedad (constructivismo), por lo que la sociedad es preeminente, o una independencia de cada uno de ellos (realismo). En el constructivismo se establece que no hay entornos “naturales”, todos son susceptibles de una interpretación social. De esta manera solo hay problemas medioambientales cuando afectan a la sociedad de forma nociva. Además existiría también un filtro cultural que transformaría la importancia o percepción que tendría cada sociedad respecto a un problema o un medio concreto (Anthony Giddens, el fin de la naturaleza). El realismo, en cambio, postula que existen una serie de problemas ambientales objetivos independientemente de la percepción o postura social que se tenga.

Finalmente tenemos el eje agencia humana/estructuralismo. El primer componente cree que existe una capacidad del individuo de influir en los procesos sociales y ambientales, por ejemplo mediante movimientos ecologistas o iniciativas ciudadanas. El segundo componente da predominancia a las presiones estructurales (económicas, sociales, políticas) sobre la capacidad de acción individual, abogando por un cambio radical de las estructuras socio-productivas.

Organización del poder en Europa durante la Edad Media

Parentesco y vasallaje

Imagen: Ramón Berenguer (Siglo XI), conde de Barcelona, en una edición de los Usatges de Barcelona del siglo XIV. Hijo de Berenguer Ramón y nieto de Ramón Borrell. “En Ramon Berenguer comte e marches de Barchelona apoderador d’Espanya“.

Los lazos que relacionan a los señoríos banales entre sí son ajenos a la estructura estatal y emergen del ámbito privado, aunque tienen consecuencias de primer orden en el sistema social de la Europa medieval. Dentro de los ámbitos privados destacan las estructuras de parentesco y las relaciones de fidelidad. Ambas son complementarias e iguales que y se basan en relaciones principales y en la organización del poder.

Estructuras de parentesco

Existe una relación anterior al año 1000, aproximadamente (revolución feudal), que se rige mayormente por la sippe germánica. Consiste en una relación horizontal que da poca importancia a los ascendentes y descendientes, basada en tres generaciones y con foco en los parentescos colaterales. Es poco sólida respecto al territorio, es itinerante y no vincula familia y tierra. En cambio da la misma importancia a los parientes maternos (cognados) y a los paternos (agnados) a partir de una estructura de clan o familia extensa.

La onomástica juega con nombres dobles formados en dos partes que se combinan entre sí; el patrimonio es indivisible, compartiéndose los cargos entre varios miembros de la familia, al igual que el territorio, de esta manera dos miembros podían heredar un mismo territorio. En el caso del matrimonio éste es endogámico para evitar la dispersión del dominio, el poder y la riqueza.

Tras los cambios feudales encontramos una estructura de parentesco basada en el linaje. Es una estructura vertical sedentaria, adscrita al señorío banal, y se vincula el parentesco al territorio. La filiación es unilateral agnática, a través del padre, creándose así el linaje de generación en generación.

La onomástica cambia drásticamente tras el año 1000, anteriormente encontramos nombres germánicos duales y horizontales, tras ese año los nombres son nuevos, muchos de tradición latina. Por ejemplo:

Raimundus tuvo tres hijos: Berengarius Raimundus, Alpertus Raimundus y Petrus Raimundus. Berengarius tuvo un hijo posteriormente al que llamó Raimundus Berengarius Castelleti en herencia del padre (Berengarius) y del abuelo (Raimundus) y además añadió un apellido onomástico/toponímico (Castelleti). Los hijos de éste se llamaron Raimundus Castelleti y Petrus Castelleti, ya sin el segundo nombre.

El patrimonio en el linaje es topofílico, aunque inicialmente existía una división del territorio entre los hijos, más adelante todo, o casi todo, el territorio era heredado por el primogénito. De esta manera se evitaba dividir en unidades menores el patrimonio. El matrimonio se usaba para adquirir alianzas y pactos y reforzarlos posteriormente estableciendo lazos de parentesco.

Existían dos tipos: el exogámico con alianzas lejanas para reforzar convenios y tratados políticos, este tipo era muy inestable y polígamo, a menudo sucesivo mediante divorcios y repudiaciones, y el endogámico, que se utilizaba para asegurar el control y dominio de una zona a pequeña escala, por ejemplo casando al primogénito del vasallo con una hija del señor y posteriormente al hijo de éstos con una hija del primogénito del señor (su prima).

Debido a los derechos de primogenitura existía la cuestión de los segundos hijos (llamados iuvenes). Normalmente se usaban como parte del sistema de casamientos, pero aquellos que no lo hacían se designaban como lideres de bandas armadas de mercenarios o guardia personal.

Relaciones de fidelidad

Es un sistema de relación de los linajes entre iguales y entre vasallos que funciona tanto individualmente como con linajes/territorios. De esta manera se jerarquizan y distribuyen los linajes y los poderes. Había dos tipos de relación:

· La relación entre iguales (conveniencias): que eran contratos de paz entre linajes.

· La relación feudo-vasallática: que era un juramento de fidelidad a cambio de un feudo, jerarquizada.

Poco a poco estas relaciones se irán apropiando de lo público y se convertirían en los engranajes del poder en la sociedad de la Edad Media a partir del siglo XI. Dentro de las relaciones también encontramos a los milites.

Los milites (que derivarán con el tiempo en cavalier) son grupos reducidos de guerreros a caballo que rodean a un señor y representan la violencia de la sociedad feudal. Estos profesionales de la violencia no tienen potestas ban, pero trabajan para quien lo tiene. Nacen durante la revolución al servicio de los señores y viviendo en los castillos, donde suelen residir.

Los lazos entre ellos son privados y semejantes a los de señor/vasallo, pero aquí no se entregan feudos sino que se adscriben a la jurisdicción del señor, siendo casi de su familia. Le denominaban senior al contrario que los campesinos que usaban dominus. Su función era mantener el distrito bajo el orden feudal.

Las aventuras marítimas de Castilla y Portugal

Siglos XV y XVI

Imagen: mapamundi de Martín Waldseemüller (Universalis Cosmographia), 1507, con la primera aparición del nombre de América, al considerar el cartógrafo a Américo Vespucio descubridor del continente, por error.

En esta entrada vamos a describir las expediciones portuguesas y castellanas por los océanos Índico y Atlántico, respectivamente, junto a los problemas con que se encontraron.

Portugal y la navegación índica

El negocio portugués del siglo XV incluía tres elementos principales: el tráfico de esclavos africanos a las islas atlánticas (Cabo verde, Madeira), el cultivo de la caña de azúcar y el extenso circuito comercial de importación/exportación entre Europa y África.

Todo este negocio logró financiar, entre otras cosas, la expedición de Vasco de Gama (1497-1499) que bordeó el Cabo de Buena Esperanza hasta la India, previamente avistado ya por Bartolomé Díaz en 1488. De Gama llevó 4 barcos a través del Cabo y realizaron la ruta de Mombasa a Calicut contratando a un piloto indio. Al llegar a la India los bienes para comerciar en África que portaban no servían porque a Calicut ya habían llegado portugueses por tierra, se encontraron con cristianos y sólo pudieron volver con dos noticias: que existía una ruta por mar hasta la India y que el nicho comercial ya estaba ocupado por los musulmanes.

Portugal envió una flota armada con órdenes de destacar una fuerza permanente en la zona. Para intentar sacar a los musulmanes y ocupar su zona comercial Álvares Cabral volvió a la India con 12 barcos en 1500 (de los que volvieron 7, y de camino descubrió Brasil) teniendo enfrentamientos con los barcos árabes en el Índico. Hasta 1519 hubo una situación de guerra naval provocada por las incursiones portuguesas y propiciada por los venecianos, que ayudaban a los árabes para que no se vendieran especias en Lisboa sin pasar por Venecia.

Los portugueses tenían barcos mejor armados que los árabes y establecieron bases isleñas cerca de la India, como Goa en 1512, Malaca en 1519 y Ormuz en 1520. Debido a que los árabes y malayos estaban desunidos en pequeños reinos, Portugal pudo derrotarlos gracias a una mejor organización y mayor capital invertido. Al tener mejor posición estratégica y geográfica Portugal podía controlar, dirigir y transportar las especias y mercancías del Índico, substituyendo a los árabes y malayos; al mismo tiempo las elites indias seguían beneficiándose del comercio ya que, simplemente, se habían substituido unos mercaderes por otros.

La expedición atlántica de Castilla

Nace por casualidad mientras Cristóbal Colón busca una nueva ruta hacia Catay y las Molucas, tras varias semanas siguiendo los vientos alisios continuamente en una ruta fija logra llegar a América en 1492.

A partir de 1248 con la conquista de Sevilla, Castilla consigue un paso hacia el Atlántico y un litoral hasta Gibraltar. Desde allí se planifican varias expediciones político-comerciales como la conquista de las Canarias (1402-1478). En 1492 se conquista Granada y Castilla ha de dar un nuevo objetivo a la población, de esta manera aceptaron el viaje de Colón como una posible válvula de escape.

Colón no trajo mucho oro, ni siquiera especias, pero sí trajo indios paganos que había que cristianizar. Debido a esto el Papa concede una bula en 1493 para cristianizar las Indias y las discusiones sobre los derechos de las rutas llevaron al tratado de Tordesillas en 1494 que dividió el mundo para descubrir entre Castilla y Portugal en base a un meridiano.

En el primer viaje Colón llevó 3 carabelas, varios marineros y soldados; en el segundo viaje se incrementó la dotación a 12 barcos con 1500 hombres y el religioso Rodríguez de Fonseca organizó una colonia con campesinos, artesanos y frailes. La colonia fracasó, pero Fonseca se encargaría de organizar toda la empresa de las Indias posteriormente. Entre 1492 y 1502 todas las expediciones fracasarán.

A partir de 1502 los portugueses ya tendrán colonias en Brasil, lo que forzó una nueva estrategia castellana. Se decide que los indios son hombres con alma y hay que salvarlos, estableciéndose la primera ciudad: Santo Domingo. Ciudad fundada por los dominicos, confesores de la reina, con unos 2500 hombres, más animales y soldados. El objetivo era una colonia agrícola y ganadera. Hasta 1520 se establecerían colonias castellanas en América.

Surgen entonces las encomiendas de indios a colonos, pero ésto provoca una nueva crisis. Los indios se mueren, o los matan los propios colonos, y Bartolomé de las Casas recomienda abandonar América, eliminar las encomiendas y proteger a los indios. En su lugar se envían frailes jerónimos en una comisión para estudiar la situación de los indios, los colonos y el trabajo. La conclusión fue que los nativos no estaban acostumbrados a trabajar y arar la tierra y se buscó mano de obra esclava en los africanos negros para substituirlos.

La política estadounidense en Oriente Medio

Imagen: Soldados estadounidenses en Irak en 2009.

La Guerra del Golfo de 1991 es un momento histórico importante, implica una re-fundación de la situación del mundo árabe. El orden mundial había cambiado tras el fin de la Guerra Fría y el siglo XX corto de Hobsbawm había terminado, empezaban los fundamentos del siglo XXI que ahora nos toca vivir. La hegemonía de los Estados Unidos de América (EUA) era patente y se pretendía realizar una política pro-americana en Oriente Medio, acorde a la opinión de Israel de la situación estratégica de la región.

En el escenario bélico resultante de la guerra los EUA no permiten, por tanto, que las Naciones Unidas negocien una salida diplomática a la invasión de Kuwait por Irak. De esta manera se elige una vía de conflicto que buscaría sustentar las bases del nuevo orden mundial: toda la comunidad internacional debía seguir a los EUA.

Tras la guerra se establece una nueva división del mundo, de forma arbitraria, entre estados legítimos y estados “bastardos”, “canallas” o “parias” (Rogue states). Casi todos estos estados son musulmanes, excepto Corea del Norte y Venezuela; como ejemplos notables tenemos a Irán, Sudán, Siria, Afganistán, Irak o Libia. George W. Bush en 2002 utilizaría la expresión “Eje del Mal” para referirse a algunos de estos estados dándole un toque fundamentalista cristiano. Así pues tenemos una serie de estados aliados y clientes de los EUA y otros que no se doblegan ante el poder hegemónico de la potencia. No hay otros criterios de división ya que países que no respetan los derechos humanos, no tienen libertad de mercado o no son democráticos están dentro del primer grupo de países respetados.

El tratamiento que reciben estos estados es acorde a su acomodamiento a la política estadounidense. El foco de atención de los cambios de gobierno se centraba en si aceptaban a los EUA como líder no en si había un cambio de poder o de reparto de la riqueza. En otras palabras, en plegarse a las líneas políticas y estratégicas internacionales de los EUA, mientras en el interior de las fronteras todo podía seguir igual. Ejemplos de estos cambios se produjeron en Sudán y Libia.

A partir de 1991 se crea una red militarizada en la región centrada en Arabia Saudí y en los Emiratos del Golfo Pérsico. Los EUA quieren garantizarse un estado de clientelismo de las elites gobernantes y que estas sean incapaces de defender sus intereses regionales sino los de los estados unidos. Hay que entender que en estas sociedades hay una relación de gran desigualdad y falta de legitimación entre los gobernantes y la población. Los primeros monopolizan el bien público y los sistemas económicos del país, además de existir una gran corrupción y prácticas de tortura. Todos estos factores son generadores de radicalización entre la población.

Los regímenes resultantes son muy vulnerables y no pueden mantener el poder sin el apoyo externo de los EUA. Ese apoyo se da de forma política, diplomática, económica y militar, además de una concesión de impunidad para la gestión interna de la sociedad creando un proceso creciente de vulneración de los derechos humanos. Un claro ejemplo es el Egipto de Mubarak.

Mientras tanto en Occidente se produce una enajenación respecto a los problemas de Oriente. Tras la Guerra Fría se desplaza el eje del conflicto de la ideología a la cultura, mediante una revisión del culturalismo colonial del XIX y el orientalismo. Se plantea una superioridad cultural de la hegemonía, todo lo autóctono es anti-moderno, y se establece el modelo europeo como universal y civilizado. Así se desvía el problema político a una incompatibilidad de culturas y un choque con “bárbaros”, “salvajes”, “retrasados” y “razas”. No se piensa en responsabilidades políticas sobre las decisiones tomadas y sus consecuencias si no en el choque religioso y cultural, en factores inherentes en el Islam como los productores de los problemas. El principal instigador de estas tesis es Samuel Huntington con su libro El choque de civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial.

La información occidental esta muy impregnada del culturalismo y se produce un procesos de des-humanización de los musulmanes que junto al terrorismo justifica la guerra por encima de los derechos humanos. La guerra, el culturalismo, la tortura y la corrupción radicalizan a su vez las posturas de los terroristas generando un sistema que se retro-alimenta.

Existe también una des-localización de la tortura en Occidente, llevando a prisioneros a países árabes para que sean torturados allí, juntamente a leyes anti-terroristas en los países clientes que sirven para aplicarlas a cualquier disidente político local. Además los líderes de los nuevos estados surgidos de las guerras son ciudadanos americanos inmigrantes de esos países que son colocados en el gobierno para favorecer los intereses norteamericanos.

Actividades humanas en Andalucía

Población, economía y patrimonio

Imagen: La Alhambra de Granada, 2017.

El subsistema humano es el conjunto de actividades, asentamientos, paisajes, organizaciones y cultura que todo el ser humano realiza en una región concreta. Éste se establece como un sustrato superior al subsistema biofísico, lo modifica y es influido a su vez por él. Los factores clave dentro del territorio andaluz son la población, la economía y el patrimonio, dentro de ellos encontramos elementos propios del sistema que analizaremos a continuación.

La población

La migración del campo a la ciudad explica el despoblamiento cada vez más acusado del primero, debido a la falta de oportunidades, y la consecuente concentración en las ciudades, sobre todo en las costeras con una actividad turística muy dinámica. El turismo del sol y playa de los últimos 50 años y la importancia de los puertos andaluces con el comercio americano potencia la concentración en la costa. Eso no impide que el peso económico del campo en Andalucía sea importante, pero el poblamiento andaluz es latifundista, con carencia de pueblos pequeños y medianos, lo que hace que económicamente tenga mucho peso, pero demográficamente no.

La falta de infraestructuras hace que el policentrismo urbano sea posible ya que la distribución de los recursos no es fácil y se tiende a un mercado provincial, tanto laboral como económico. El principal interés de la ordenación territorial andaluza de las últimas décadas ha sido el dotar de una extensa red de autovías a la comunidad. De esta manera encontramos ciudades medianas, con pocos desequilibrios entre provincias, excepto entre el interior y la costa. Ciudades como Sevilla, Málaga y Córdoba son las más importantes, seguidas de Granada, Jerez y Almería, sin despreciar a Cádiz, Huelva o Jaén.  Sevilla ejerce una atracción alta y presenta cierta centralidad, pero no tan grande como, por ejemplo, Barcelona en relación a Cataluña.

La economía

La economía andaluza depende mucho del resto de factores y sobre todo del subsistema biofísico; en el primer caso debido al poblamiento histórico andaluz y, en el último, de los recursos que puede obtener el sistema. Debido a la falta de hierro y carbón de calidad durante la revolución industrial la región no pudo despegar a pesar de la presencia minera en Sierra Morena durante los siglos XIX y XX. El carácter agrario se intensificó, por tanto, favorecido por el latifundismo que conformaba unas ciudades poco orientadas al comercio y enfocadas a la residencia de mano de obra rural barata y un artesanado de alcance local. Hasta la obertura al turismo de los años 60 y 70 del siglo XX Andalucía era una región pobre y ruralizada con industria deficiente.

Los grandes beneficios del turismo han hecho que sea la actividad predominante de la comunidad autónoma, junto a los servicios personales ligados a él. La temporalidad de la actividad agraria y la falta de expectativas han potenciado la migración hacia zonas turísticas. El turismo se beneficia de un patrimonio cultural y un buen tiempo durante casi todo el año, mientras el agro no tiene interés en mejorar la productividad debido a la concentración de la propiedad. La pesca en cambio ha sido una actividad tradicionalmente importante, gracias a su proximidad a los bancos de pesca atlánticos.

Para poder desarrollar la región y corregir los desequilibrios del campo y la costa y respecto a otras regiones europeas, Andalucía recibe subvenciones del estado español y de la Unión Europea en forma de planes especiales de desarrollo y fondos de cohesión.

El patrimonio

Los dos elementos principales son la historia y la cultura andaluzas. Las inercias del pasado que hemos visto han provocado el subdesarrollo de muchos sectores económicos andaluces, pero también han potenciado otros. El patrimonio cultural andaluz es muy importante ya que permite a la región enfocarse en un turismo de calidad y de mayor valor añadido lo que ha permitido a ciudades como Sevilla y Córdoba tener una potente atracción. El patrimonio natural en forma de espacios protegidos son parte, también, del motor económico andaluz. Es fundamental, por tanto, que la comunidad extienda el conocimiento de su cultura y patrimonio, de su legado histórico y que potencie la vertiente de calidad del turismo.

Para concluir destacaremos varias lineas que podría seguir la ordenación territorial andaluza para potenciar el desarrollo y corregir desequilibrios. Por un lado la mencionada potenciación del turismo de calidad, cultural e histórico; por otro dar ventajas a la mejora de la productividad en el campo (sector vitivinícola, por ejemplo); contnuar con la creación de infraestructuras e invertir en aquellos centros urbanos que permiten una economía de escala como Sevilla o Málaga para conseguir un entorno favorable a la industria y el I+D; finalmente apostar por un entorno energético sostenible que potencie el patrimonio natural y genere industria relacionada.

Educación geográfica con SIG en la escuela secundaria: análisis estadístico

Artículo en Enseñanza de las Ciencias Sociales vol. 16

Imagen: número de Gymnasien (institutos de educación secundaria de itinerario superior) de Baden-Württemberg y profesores participantes en el estudio en 2015.

Este mes de diciembre ha salido publicado el siguiente artículo sobre didáctica de la Geografía y SIG, hasta el año que viene el contenido sólo estará disponible a suscriptores:

La educación geográfica resulta fundamental para la plena integración de la persona en la sociedad, y el uso de los Sistemas de Información Geográfica (SIG) es un importante aspecto de la misma que se debe desarrollar en las aulas. Con el objetivo de analizar la práctica didáctica con SIG entre los profesores de Geografía de educación secundaria de Baden-Württemberg, se realizó una encuesta auto-administrada on line durante 2015 a una muestra de 146 sujetos. El cuestionario constaba de veinte preguntas y cincuenta variables, y los resultados se analizaron mediante pruebas paramétricas y dos modelos de regresión. Los resultados revelaron que las variables más importantes eran la formación y la soltura con SIG, la presencia de materiales didácticos y que los programas más adaptados fueron los más utilizados. En conclusión, para mejorar la práctica didáctica con SIG es necesario simplificar su uso, fomentar la instrucción de los profesores y un mayor desarrollo del currículo.

Geography education is fundamental for the full integration of a person in society, and the use of Geographic Information Systems (GIS) is an important aspect of this subject to be developed in the classroom. With the objective of analyzing teaching practices using GIS among secondary school teachers in Baden-Württemberg, a self-administered online survey was conducted in 2015 with a sample of 146 subjects. The questionnaire consisted of 20 questions and 50 variables and the results were analyzed using parametric tests and two regression models. The results revealed that the most important variables were training and skill with GIS, the presence of teaching materials, and that the most adapted programs were the most used. In conclusion, in order to improve teaching practices using GIS, it is necessary to simplify its use through further teacher training and greater development of curricula.

Keywords: computer-assisted instruction, GIS, information and communication technologies, secondary education, teaching.