Blog

Introducción a la Historia

Imagen: El mundo conocido por Herodoto en el año -450. Herodoto es considerado el creador de la Historia en occidente por ser el primero conocido en realizar una compilación racional y estructurada de los sucesos humanos. Fuente.

En esta entrada haremos una pequeña introducción a la Historia para despejar algunas dudas sobre qué es y qué no es la Historia y para evitar malentendidos respecto a cierta visión inmobilista de la disciplina.

¿Qué es la Historia?

La Historia es el saber que estudia los hechos del Pasado referentes a la Humanidad: los acontecimientos, las personas y los materiales que hubieron antes del momento del estudio. A su vez también los interpreta, ya que, aunque la realidad establece que un hecho sucedió, la Historia reconstruye ese hecho sin percibirlo o mostrarlo tal y como fue; es decir: es también una interpretación del Pasado.

Esa interpretación nos sirve para entender nuestro mundo, saber porqué estamos aquí y porqué suceden ciertas cosas, presentada de forma secuencial. Cada suceso en el Pasado provoca multitud de efectos y tenemos que situarlo en un contexto, en un tiempo y espacio determinados, en el medio concreto en el que sucedió ese evento. El análisis de esta secuencia de hechos contextual nos aporta la explicación de qué ha pasado para que la Humanidad esté donde está, y como está, en el Presente.

¿Qué es el historiador?

El historiador es la persona que interpreta la Historia según las fuentes que encuentra. El historiador ordena las fuentes de forma que, aunque individualmente no explicarían nada, presentadas en conjunto proporcionan una explicación del Pasado. Pensar históricamente, según Pierre Vilar, significa vincularse al mundo, formar parte de él; todo lo que nos rodea es Historia y, por tanto, interpretable.

La Historia no es una disciplina cerrada, no existe una explicación absoluta que convenza a todo el mundo sobre lo que sucedió en el pasado. Además aparece documentación nueva constantemente y, en consecuencia, se modifica la información histórica que tenemos continuamente. Por otro lado la Historia no puede ser objetiva, las influencias del presente y las ideologías marcan la interpretación del historiador completamente. Es necesario hacer un gran esfuerzo para poder evitarlo y ofrecer una visión lo más cercana a lo que sucedió en el Pasado.

Las fuentes

Las fuentes históricas son la base de toda investigación. Podemos clasificarlas en cuatro tipos diferentes:

  • Fuentes escritas: son la gran mayoría de las fuentes de que disponemos y son más comunes a medida que nos acercamos al Presente; hay muchas más fuentes escritas en el siglo XX que en el I, por ejemplo. Hay que tener en cuenta que las fuentes escritas están muy influidas por el Poder de cada época, solamente en los últimos siglos ha habido una democratización de las letras, la cultura y la educación.
  • Fuentes materiales: son los objetos que encontramos, tanto la arquitectura como los objetos cotidianos, las herramientas, los recursos usados, etc. Necesitan contextualizarse muy bien ya que por sí solos pueden dar lugar a equívocos.
  • Iconografía: son los alimentos, vestidos, símbolos, religiones, ciudades, personajes, etc. que aparecen en las fuentes.
  • Fuentes orales: entrevistas, audios, grabaciones, etc.

El uso de las fuentes plantea varios problemas. Antes que nada hay que ser crítico con ellas, determinar si son verdaderas o estamos ante falsificaciones creadas posteriormente. Luego hemos de tener en cuenta que las fuentes son siempre parciales, creadas por personas con visiones incompletas de la realidad, con intereses o simplemente con imposibilidad de poder dar su auténtica opinión. A menudo las fuentes que encontramos están incompletas y eso también hay que tenerlo muy en cuenta.

El azar interviene mucho en la adquisición de fuentes, unas opiniones sobreviven y otras no debido a, por ejemplo, incendios (provocados o no) que destruyen unos escritos en lugar de otros. Además tenemos las no-fuentes, cuando no encontrar algo muchas veces aporta más información que encontrarlo. Y finalmente, como hemos comentado ya, hay diversas interpretaciones para cada fuente.

Periodización

Dividir el tiempo histórico en apartados es una tarea que se tiene que realizar forzosamente ya que es imposible estudiar la Historia entera. La periodización de la Historia es subjetiva, pero hay algunas etapas aceptadas universalmente, al menos para Europa:

  • Prehistoria
  • Edad Antigua – modo de producción esclavista
  • Edad Media – modo de producción feudal
  • Edad Moderna – modo de producción capitalista
  • Edad Contemporánea

Todas las clasificaciones que hagamos provocarán problemas de límites, características o aplicación regional. La periodización mostrada funciona muy bien para Europa, pero no para América o Asia, por ejemplo.

Grandes lineas de investigación

La Historia actual, con las características que acabamos de mencionar, surge en Alemania en el siglo XIX con una escuela de orden positivista que busca la precisión por sí misma, localizar y marcar los hechos cuándo y cómo sucedieron. Durante el siglo XX surge en Francia una escuela diferente que busca conocer más que los hechos, la imagen en conjunto. La escuela francesa se centra en fenómenos colectivos, sociales, el estudio de la Historia Total.

Otros campos más específicos que se han desarrollado son:

  • La Historia Social
  • La Historia de las minorías
  • La Historia de las mujeres
  • La Historia de los niños
  • La Historia de las mentalidades
  • La Historia Económica
  • La Historia Política
Anuncios

El agua es vida

Características básicas

Imagen: El río Ebro pasando por Zaragoza a la altura de la Basílica del Pilar en 2014.

En esta entrada describiremos las características principales del agua, substancia que caracteriza nuestro planeta y que ha sido la base de la vida. Además daremos una pequeña visión del ciclo del agua y de qué parte de este ciclo se encarga la hidrogeografía. Actualmente la escasez de agua es uno de los más graves problemas de la humanidad, así como el abuso que hacemos de ella y de su degradación.

El agua es un recurso renovable necesario para la actividad humana, pero mediante el uso se degrada y contamina, por lo que es fundamental purificarla para poder reutilizarla. Si tenemos en cuenta toda el agua del planeta Tierra el 97’5% se encuentra en los mares y océanos, un 0’98% está en forma de hielo en los polos y las montañas y solamente un 1’52% es agua disponible para el consumo humano: en la superficie (poco afectada por la contaminación) y subterránea (muy afectada).

El agua está formada por dos átomos cationes de hidrógeno y un anión de oxígeno, formando moléculas en las que se comparte uno de los cationes. Su densidad es de 1Kg por litro a 3’98ºC, aunque a diferentes densidades el agua no se mezcla: el hielo flota y el agua salada no se mezcla con la dulce, por ejemplo. El calor específico del agua es de 1 cal por gramo a los 15ºC, es la cantidad de energía necesaria para elevar un grado la temperatura de un gramo de agua. El agua es transparente y capaz de absorber longitudes de onda de 3 μm (infrarrojo intermedio) y longitudes térmicas de 10 a 30 μm (infrarrojo lejano).

El calor de fusión del agua es de 80 cal por gramo a 0ºC y el de vaporización 540 cal por gramo a 100ºC. La cohesión del agua es alta, siendo fácil de unificar y con alta atracción entre las moléculas propias. Su adhesión a moléculas de otras substancias es alta en sólidos lo que provoca una alta tensión superficial y a su vez una alta capilaridad. La capilaridad es la capacidad de ascender por un capilar gracias a la tensión superficial. La altura que alcanza un fluido en el capilar es igual al doble de la tensión superficial por el coseno del ángulo formado entre las paredes del capilar y la altura alcanzada por el fluido al adherirse al capilar, dividido por la densidad multiplicada por el radio del capilar y la gravedad.

El agua tiene una capacidad de disolverse alta lo que provoca una nula conductividad eléctrica. En cambio tiene una alta conductividad térmica, como hemos visto. Aunque el agua no conduce la electricidad, sí lo hacen las sales que están disueltas en su interior muy a menudo. La conductividad se mide en μS/cm (micro-Siemens por cm). El agua destilada teórica tendría una conductividad de 0, pero en la realidad siempre contiene alguna substancia, con lo que suele ser de 4 o 5 μS/cm. El agua de lluvia tiene un valor de 30 μS/cm mientras que la de río es de 150 y la municipal del grifo de 700. Con una conductividad de 1500 μS/cm el agua no es apta para el consumo humano. Si encontramos plomo, mercurio o cadmio en el agua, esta está contaminada, incluso si las cantidades son muy pequeñas. Si lo que encontramos es hierro, aluminio, manganeso o zinc solamente será tóxica si las concentraciones son elevadas.

El ciclo hidrológico describe el movimiento continuo de todas las formas de agua (gaseosa, líquida y sólida) por encima y por debajo de la superficie terrestre. Es el principal concepto de la hidrología y en esta entrada solo lo describiremos brevemente. La entrada principal al sistema es la precipitación, medida habitualmente en litros por m² o en mm, debido a que es la altura que alcanza un litro de agua en un m². No solamente precipita agua en el sistema, también otras substancias como calcio, magnesio, sodio, potasio, nitratos o sulfatos.

La siguiente fase es la interceptación, que evita que parte de la precipitación llegue a la superficie o que llegue añadiendo otras substancias, mediante el contacto con plantas o rocas. Posteriormente tenemos la evaporación, que es la gran salida del sistema. Junto a la interceptación tenemos el concepto de evapotranspiración que depende de la temperatura y la latitud y se mide en milímetros. Si restamos la evapotranspiración a la precipitación obtendremos el balance hídrico de una región determinada.

Una vez el agua toca el suelo se produce la infiltración y la presencia de agua en el suelo, que dependerá de la capacidad del mismo de absorberla, la precipitación, la topografía y la vegetación. Parte del agua absorbida puede ser arrastrada por gravedad hacia capas más profundas llegando a crear aguas subterráneas en el momento que llega a una capa con roca y ya no puede bajar más, este agua se acumula formando acuíferos. El agua superficial, por otro lado, forma cuencas hidrográficas, usualmente creando cursos de agua como los ríos, siendo este el nivel de estudio de la hidrogeografía.

La hidrogeografía estudia las cuencas hidrográficas, la escorrentía, los ríos y sus tipologías y utiliza estaciones de aforamiento para realizar registros continuos. También se encarga de estudiar las aguas marítimas superficiales. Es una división fundamental de la geografía para poder administrar un recurso que provoca polémica por su distribución, uso, contaminación y costes. Las administraciones utilizan la información de la hidrogeografía y la climatología para poder gestionar mejor un agente que permite la vida, pero que también crea destrucción.

La Reforma Gregoriana

La transición a la Baja Edad Media

Imagen: Abadía de Cluny (Francia) en 2016.

Entre los siglos X y XI se desarrolló un movimiento de protección frente a la violencia feudal en Europa Occidental. La llamada Paz de Dios buscaba controlar a los milites que participaban en las guerras privadas de los señores, que actuaban ya de forma independiente del poder del rey, y afectaban a la vida rural, provocando abandono de tierras, muchas eclesiásticas. En consecuencia la Iglesia convoca a nobles y vasallos para jurar respetar los días y lugares sagrados bajo pena de anatema y excomunión.

Este movimiento desborda sus intenciones originales y muchas facciones acabaron en las Asambleas de Paz, originando acciones heréticas, movimientos igualitarios que fueron perseguidos y condenados. Las propias asambleas se convirtieron, finalmente, en instituciones que los poderes feudales usaron en su provecho. Al mismo tiempo se genera la ideología trifuncional que recoge un antiguo mito ternario indoeuropeo que divide la sociedad en tres órdenes funcionales.

La trifuncionalidad se basa en una desigualdad triple y necesaria, en la que cada clase se complementa en las otras dos. Intenta, y consigue, acallar los movimientos libertarios de algunos grupos monásticos volviendo a un modelo antiguo de orden social basado en la desigualdad, pero cambiando la dicotomía libres y no libres. El feudalismo y la trifuncionalidad se consolidan en el siglo XI y en el XII ya están totalmente establecidos con tres órdenes: nobles, eclesiásticos y campesinos.

En medio de este contexto de apaciguamiento y orden del feudalismo se origina una reforma religiosa que intenta eliminar los vicios de la sociedad cristiana heredados de la anterior etapa. Los cluniacenses serán un pilar de la reforma a partir del cual se llegará a toda Europa desde Francia. Cluny es un monasterio fundado el 2 de septiembre de 909 por Guillermo I duque de Aquitania ya muy independiente de la administración central y señor de múltiples territorios. Las tierras del monasterio eran hacienda imperial, pero él las usa como si fueran suyas, de esta manera las entrega al abad Bernón para que establezca un monasterio a San Pedro y San Pablo.

En principio era un monasterio benedictino desvinculado de cualquier príncipe y respondiendo directamente al Papa. A partir de 950 surgen otros monasterios vinculados a Cluny, dependientes de la abadía en una estructura jerarquizada muy novedosa. La orden de Cluny era una organización centralista capaz de actuar en una red inter-feudal en una época que el estado se había desintegrado, y su entramado será un baluarte de la política romana durante el siglo XI. De esta manera el papado actuará libre de la influencia de los nobles que habían secularizado y controlado los monasterios.

El objetivo de la reforma era frenar el poder feudal y anteponer el poder espiritual al poder temporal. Surge como un movimiento defensivo para subordinar la autoridad feudal a la espiritualidad de la Iglesia. Los nobles estaban privatizando los cargos eclesiásticos y sus tierras gracias a su fuerza y la propia moral de la iglesia se estaba volviendo muy laxa respecto a los bienes terrenales. También era frecuente la simonía, control de cargos eclesiásticos por laicos mediante la compra y el clero no respetaba el celibato.

En 1050 el papa León IX inicia los principios reformistas que serán consolidados por Gregorio VII en 1073. El sucesor de León IX, Nicolás II, impone el sistema de elección del Papa entre los cardenales alejando así al emperador y los nobles de cualquier influencia en su elección. La reforma luchará para imponer el celibato entre los clérigos, para crear una barrera que diferencia a laicos y eclesiásticos, no por normas morales sino por cuestiones político-sociales. El matrimonio laico será indisoluble y se prohibió el incesto hasta el séptimo grado de parentesco. El clero ganará el control de los matrimonios siendo necesario para poder casarse.

A su final la reforma estableció una separación de los poderes temporales y espirituales, renovó la moralidad del clero, unificó los dogmas en Occidente (creando un Cisma con Oriente) y reforzó la autoridad del Papa. En los siglos subsiguientes se generarán una serie de cambios en las ciudades, la ciencia y la economía gracias en parte a esta reforma que desembocarán en el siglo XII con la creación de la escolástica, la burguesía y el arte gótico.

La Roma de los románticos

Primer poema de las Elegías Romanas

Imagen: Columna de Focas (608) y Arco de Séptimo Severo (203) en el Foro Romano, al fondo a la derecha la iglesia de San Lucas y Santa Martina (1635), y a la izquierda parte del monumento a Víctor Manuel II (1911) y de la iglesia de San José de los Carpinteros (1663) en 2013.

Saget, Steine, mir an, o sprecht, ihr hohen Paläste!
Straβen, redet ein Wort! Genius, regst du dich nicht?
Ja, es ist alles beseelt in deinen heilingen Mauern,
Ewige Roma; nur mir schweiget noch alles so still.
O wer flüstert mir zu, an welchem Fenster erblick ich
Einst das holde Geschöpf, das mich versengend erquickt?
Ahn ich die Wege noch nicht, durch die ich immer und immer,
Zu ihr und von ihr zu gehen opfre die köstliche Zeit?
Noch betracht ich Kirch und Palast, Ruinen un Säulen,
Wie ein bedächtiger Mann schiklich die Reise benutz.
Doch bald ist es vorbei; dann wird ein enziger Tempel,
Amors Tempel, nur sein, der den Geweihten empfägnt.
Eine Welt zwar bist du, o Rom; doch ohne die Liebe
Wäre die Welt nicht die Welt, wäre denn Rom auch nicht Rom.

– Johann Wolfgang von Goethe, Römische Elegien

Decidme, piedras ¡Hablad, altos palacios!
Calles ¡solo una palabra! Genio ¿no estás inspirado?
Sí, todo está animado entre tus santos muros,
Eterna Roma; pero conmigo eres silenciosa, tan tranquila.
¿Quién me susurrará? ¿En qué ventana veré
A la hermosa criatura que me deleita y me consume?
Todavía no veo los caminos que recorreré
Para encontrarla y el precioso tiempo sacrificado.
Aún miro iglesias, palacios, ruinas y columnas,
Como acostumbra un hombre reflexivo en un viaje.
Pero pronto se terminará; habrá un único templo,
El templo del Amor, para ser alabado por los devotos.
Eres un mundo, Roma; pero sin el amor
El mundo no sería el mundo, ni Roma sería Roma.

– Johann Wolfgang von Goethe, Elegías Romanas

Dinosaurios en Alemania

Rocas, vegetación y clima del Palatinado

Imagen: representación de un quiroterio (Chirotherium) en Hildburghausen, Turingia. En el fondo hay una reconstrucción de las huellas del dinosaurio encontradas en 1834.

Hace millones de años en lo que es hoy la Sierra de Odenwald había desiertos y estepas subtropicales. No solo encontramos muestras de esto en las rocas sedimentarias que han perdurado desde entonces, sino también en los restos de plantas y animales que han quedado atrapados entre esas rocas. Muchas de las rocas sedimentarias proceden del período Triásico de la era Secundaria, datando de hasta 250 millones de años de antigüedad. Entre los animales encontrados hay grandes anfibios, dinosaurios y reptiles acuáticos [1].

En el Valle del Neckar, cerca de Eberbach, se han encontrado huellas de Erythrosuchus, un dinosaurio carnívoro del grupo de los quiroterios (del griego animales -therion– con mano –chiro-). Se le conoce como “Cocodrilo Rojo” y mide 1’8 metros de altura. Este hallazgo, de los más antiguos encontrados de este grupo de animales, fue hecho en 1994 por el artista Michael Krauth [2].

En Ünglert en 2007 fueron halladas más huellas pertenecientes a esta especie de dinosaurio. El Dr. Marco Lichtenberger, consultor del Instituto Geológico-Paleontológico de la Universidad de Heidelberg (Geologisch-Paläontologischen Institut) se encargó de catalogar los nuevos restos. Lichtenberger ha estado estudiando la presencia de dinosaurios en Odenwald desde 2006 y se encarga de hacer conferencias divulgativas sobre el tema desde entonces, siendo uno de los mayores divulgadores sobre la presencia de dinosaurios en Odenwlad con su libro “Saurier aus dem Odenwald[3].

Los quiroterios son reptiles del Triásico con zarpas de cinco dedos muy similares a las de los primates superiores, osos y seres humanos. Aunque tienen pulgar parece que solo servía para una mayor estabilidad al caminar y no podía ser usado para agarrar herramientas; se cree que son los antepasados de los actuales cocodrilos. Los primeros hallazgos de la especie son de 1834 y 1838 en Turingia y en Inglaterra, respectivamente. Actualmente existen restos en América, Norte de África, Europa y China [4]. Esto parece demostrar las teorías sobre la tectónica de placas y la unión de los diferentes continentes en Pangea, la cual empezó a separarse en el período Jurásico posterior.

Durante el Triásico Medio gran parte de las tierras de la actual Alemania (y Europa central), del súper-continente Pangea, estaban cubiertas por un mar interior que recibía las sedimentaciones que formarían más tarde la arenisca abigarrada (Buntsandstein). Los quiroterios eran depredadores de los cangrejos limúlidos que habitaban en las costas de ese mar, quedando algunos de sus cadáveres atrapados en los sedimentos y fosilizándose posteriormente. La arenisca abigarrada fue catalogada por primera vez por el geólogo alemán Friederich August von Alberti en 1834 y en el Palatinado hay varios monumentos naturales, como el Altschlossfelsen en Eppelbrunn, compuestos de ese material.

La arenisca abigarrada es una arenisca mezclada con cuarcitas, molasas y conglomerados del Triásico Inferior; materiales sedimentarios propios de la era Secundaria. Predominan los tonos rojizos y amoratados. En la ladera norte del Königstuhl en Heidelberg existe una terraza de este material y fue allí donde se construyó el castillo de la ciudad.

Heidelberg tiene un clima de tipo Oceánico (Cfb en clasificación Köppen) muy influido por su posición entre Pfälzerwald (ladera oeste del Valle del Rin) y Odenwald (ladera este). Ambas sierras y la posición de la ciudad en el límite de la última acentúan ciertas características que diferencian el clima de la población del resto del área recibiendo más vientos del este que el resto del valle. Debido a eso los vientos son predominantes tanto del oeste (de corte marítimo y húmedo) como del este durante todo el año y la cercana sierra favorece la nubosidad y las precipitaciones. Heidelberg es el lugar más cálido de Alemania según el Servicio Meteorológico Alemán (Deutscher Wetterdienst) con 12,2° de temperatura media en 2011.

Podemos hablar, por tanto, de un micro-clima, un clima local que tiene características propias que le diferencian del área en la que se encuentra, en este caso Alemania en general y específicamente el Valle del Rin. El micro-clima tiene una serie de patrones de tiempo influidos por factores determinados que los crean. En el caso de Heidelberg la topografía es fundamental (Valle del Neckar y Sierra de Odenwald) y le proporciona una humedad y una temperatura diferentes. La vegetación, aunque claramente euro-siberiana, tiene rasgos mediterráneos que demuestran el clima especial de la zona: encontramos vid, olivo, almendro, alcornoque, higueras y un estilo agrícola de campo abierto que no es propio de la región centro-europea donde se encuentra. Otras plantas características son el tilo, el castaño, el roble, la haya, el tulípero, el saúco, la hiedra o la ortiga.

[1] http://www.verlag-seeling.de/04.html

[2] http://www.eberbach-channel.de/art_ausgabe.php?id=25773

[3] http://www.dinosaurier-interesse.de/web/Nachrichten/Texte/2007/di-n46.html

[4] http://www.envs.emory.edu/faculty/MARTIN/ichnology/Cheirotherium.htm

El Holocausto Gitano

Imagen: Homenaje a los gitanos muertos en el Holocausto. Una vela siempre encendida, diversos ramos de flores en dedicatoria y un libro con los nombres de los gitanos que estuvieron en Auschwitz. Gedenkstätte der Sinti und Roma (Memorial de los Sinti y Roma), Heidelberg, 2015.

Los gitanos son llamados de muchas maneras: romaníes, zíngaros, rom o sinti son algunos ejemplos. Son una etnia originaria de la India, de la región del Panyab, que en el siglo XI migraron hacia occidente llegando en gran número a Europa durante el siglo XV y repartiéndose por casi todo el continente, aunque en mayor medida por Bulgaria, Eslovaquia, Rumanía, Serbia y Hungría. Hablan su propio idioma de origen indoeuropeo con diversas variedades regionales según la tierra de acogida.

Los gitanos han tenido un estilo de vida prácticamente nómada durante mucho tiempo y esto ha conformado su identidad en gran manera. Aunque esa práctica es más una consecuencia de las restrictivas leyes racistas que les impedían practicar ciertos oficios también era más común que los gitanos sedentarizados recibieran más fácilmente castigos de las autoridades, lo que propiciaba su movilidad. La migración y los oficios itinerantes o ilegales (mercaderes, ladrones, contrabandistas) se volvieron la única alternativa.

Europa tiene una larga y negra tradición de racismo, expulsión y maltrato de las etnias no europeas. En el caso de los gitanos estos fueron esclavizados en Rumanía hasta la abolición de la esclavitud en el siglo XIX. Los orígenes de esta persecución datan de su primera llegada al país en el siglo XIII relacionada con las invasiones de los mongoles. Los mongoles los utilizaban como auxiliares y esclavos comerciando con los europeos, que los compraban o los capturaban como prisioneros de guerra, esclavizados posteriormente. Huyendo de la invasión otomana en el siglo XV los gitanos se desplazaron hacia el resto del continente donde serían tratados como espías. En España se les llegó a internar en campos de trabajos forzados en el siglo XVIII y se les prohibió su entrada en los países anglosajones durante el siglo XIX.

Durante esa época las teorías del darwinismo social y del racismo científico crearon las justificaciones públicas para la sempiterna persecución de las minorías étnicas en Europa, sobre todo de judíos y gitanos. La transformación de Alemania en un potente estado industrial durante el XIX provocó, además, una desvalorización de los oficios practicados por los gitanos y en consecuencia una pérdida de prestigio social considerable.

Durante la república de Weimar se les prohibió entrar en piscinas y parques y se les representaba como criminales y espías. Empezando por Baviera se les prohibió viajar por el país y se les forzó a recluirse en zonas controladas. Entre 1927 y 1929 se abrieron Centros de Lucha contra los Gitanos y leyes que les forzaba a identificarse.

En 1933 el nazismo empezó a prevenir la reproducción de aquellos que consideraba indignos  e inició la clasificación racial de los gitanos, según criterios de superioridad o inferioridad racial. La “cuestión gitana” (Zigeunerfrage) fue “solucionada” en 1936 a partir de las conclusiones de la experimentación nazi: solo los gitanos de pura raza serían perdonados en reservas mientras que el resto, impuros, serían exterminados. Muchas veces las listas confeccionadas a tal efecto no salvaron a los “gitanos de pura raza”.

Durante la II Guerra Mundial se produjo el Porrajmos (destrucción, en romaní), un genocidio ideado por el nazismo contra el pueblo gitano. Las leyes de Núremberg despojaban a los gitanos de la ciudadanía alemana, se les persiguió, encerró y finalmente exterminó en diversos campos de concentración. Se estima un total de entre 220 000 y 1 500 000 de muertos. En 1942 se empezó la deportación en masa y exterminio en Auschwitz y Treblinka mediante la Operación Reinhard.

El pueblo romaní fue el segundo grupo étnico que más sufrió la persecución y el asesinato de los nazis, pero fueron olvidados durante los juicios de Núremberg, donde ningún gitano fue llamado a declarar. Incluso tuvieron problemas a la hora de beneficiarse de la reparación en la categoría de Bienes Saqueados, cuando se argumentó que no tenían tales posesiones y que lo poco que tenían procedía del robo. Todo ello, aun sabiendo que los gitanos fueron los únicos equiparados en las leyes de Núremberg con los judíos para ser exterminados sistemáticamente [1].

[1] http://bibliotecadeladeportacion.blogspot.de/2012/09/porrajmos-holocausto-gitano.html

Introducción a las temperaturas

Atributos y mediciones

Imagen: Joshua Tree National Park en California, Estados Unidos, 2012. Se puede observar un árbol de Josué, una especie endémica de la región.

El cambio climático está provocando un calentamiento global que afectará de forma negativa a muchas poblaciones humanas. En la península ibérica, por ejemplo, una subida de las temperaturas medias provocaría una mayor evapotranspiración afectando al ya escaso recurso del agua. En esta entrada vamos a hablar de la temperatura, qué es, cómo se mide y que características tiene. Un tema muy importante porque nos afectará en un futuro bastante inmediato. Se trata de una pequeña introducción que ya iremos ampliando en sucesivas entradas.

Empezaremos hablando del calor, una forma de energía que se manifiesta en los cambios de estado, dilataciones y contracciones de la materia. La temperatura, en cambio, es una condición o característica del calor, que determina cuál de dos cuerpos lo recibe o lo pierde. La calorimetría nos permite medir la cantidad de calor almacenado en un cuerpo según su naturaleza (el calor específico, la cantidad de calorías necesarias para elevar 1ºC un gramo de esa substancia), su masa y su temperatura. La cantidad de calor (Q) de un cuerpo es igual al producto del calor específico (c), la masa (m) y la Temperatura (t): Q=cmΔt.

Para medir la temperatura se suele utilizar un termómetro de mercurio, a partir de su dilatación en una escala grabada. Sometiéndolo a temperaturas de 0ºC (congelación del agua) y 100ºC (evaporación del agua) podemos marcar las diferentes temperaturas que podrá medir el termómetro. En las estaciones meteorológicas se suelen utilizar dos termómetros, uno de mercurio para poder medir las temperaturas máximas del día (cuya fusión se encuentra a -38’5ºC) y otro de alcohol para las mínimas (cuya evaporación es a temperatura ambiente). También existen el termómetro de máximas y mínimas en U para mediar ambas y versiones digitales de termómetros de baja inercia.

Los termógrafos nos permiten medir la evolución de la temperatura a lo largo de un periodo de tiempo. Consisten en una espiral metálica que se contrae o dilata según el calor lo que provoca que la punta externa de la espiral marque en un rollo de papel giratorio una linea que representa la temperatura. De esta manera obtenemos un gráfico al desenrollar el papel que nos es muy útil para comparar las temperaturas entre diversos periodos de tiempo.

La temperatura del aire se mide en una garita meteorológica o caseta de Stevenson. La garita debe estar situada a la sombra para evitar que el termómetro de su interior mida su propia temperatura y éste debe estar separado de las paredes de la garita. La garita debe ser blanca, estar situada a 1’5 metros de altura sobre el suelo, con la puerta orientada hacia el norte y con lineas horizontales de ventilación a los costados. En caso de no disponer de una garita podemos usar un termómetro honda o termómetro de aspiración de Assmann.

Existen varias escalas para medir la temperatura. Los grados centígrados (C) son los utilizados comúnmente en Europa con valores de 0 (congelación del agua) a 100 (evaporación del agua). Los grados Celsius (Cel), antecesores a los centígrados, invierten dicha medida, siendo 100 la congelación y 0 la evaporación. Otra medida común, en el mundo anglosajón, son los Fahrenheit (F), con valores de 32 para la congelación y 212 para la evaporación. Los Kelvin (K) son los utilizados en el Sistema Internacional (SI) de medidas, originando su escala en el frío absoluto, siendo 273 el valor de congelación y 373 el de evaporación. Otras escalas son la de Réaumur (R) o la de Rankine (P).  Hay que tener en cuenta al medir la temperatura en un territorio que siempre se toma como referencia el nivel del mar. Cada 100 metros de altitud la temperatura baja unos 0’65ºC respecto al punto de medición (y viceversa), esto se denomina gradiente térmico vertical.

A lo largo del día también tenemos variación de la temperatura. La temperatura máxima la encontraremos 3 horas después del mediodía solar y la mínima justo antes de la salida del Sol. En los equinoccios el amanecer sucede a las 6 horas y la puesta a las 18 horas, teniendo como referencia las 12 como mediodía. En el solsticio de verano la salida del Sol es a las 4 horas y la puesta a las 20, mientras que en el de invierno amanece a las 8 horas y el ocaso es a las 16 horas. En España esas horas no se corresponden con las horas que marca el reloj. Por un lado porque tenemos una hora más respecto a la que nos corresponde por el Tiempo Universal Coordinado (UTC, sucesor del GMT Greenwich Mean Time) y por otra porque en el equinoccio de primavera añadimos otra hora adicional. De esta manera en verano el mediodía es a las 14 horas en España y en invierno a las 13 horas.

Hasta aquí esta introducción a las temperaturas en la climatología. En el futuro ampliaremos la información escribiendo sobre la amplitud térmica, las heladas y su distribución geográfica ¡Muchas gracias por leernos y hasta la próxima!