El comercio Euroasiático y el Islam

Imagen: fuerte de Qaitbay, fortaleza construida en 1477 en la isla de Faros, en Alejandría. Se enmarca dentro de un proyecto de defensa del comercio egipcio contra los turcos, Alejandría era uno de los puntos más importantes del comercio mediterráneo oriental en el siglo XV. Fuente.

Durante el siglo XV existieron tres regiones marítimas capaces de comunicarse interiormente y crear una red de comercio internacional. La primera era Europa, formada por el mar Mediterráneo, el mar Báltico, el mar del Norte y la costa Atlántica. La segunda el océano índico septentrional formada por el golfo de Bengala, el mar Rojo, el golfo Pérsico y el mar Arábigo. Y finalmente los mares de China, el mar Oriental, el Meridional y el mar Amarillo.

Los barcos chinos durante esa época eran los mejores del mundo, con un cabotaje de 1000 a 1500 toneladas métricas, y solamente trataban con comerciantes chinos en los mares aledaños a su país. De todas formas, el control de esos mares por parte del Estado Central (Chon Guoó, 中国) era total. En el norte de Europa se podían encontrar barcos de todo el continente y el control económico estaba dirigido por la Liga Hanseática: una federación mercantil de 30 ciudades alemanas, danesas y polacas que financiaba y protegía el comercio desde Londres a Nóvgorod, con sede en Lubeca.

En el sur, en el Mediterráneo, el comercio estaba dominado por tres ciudades, Venecia, Génova y Barcelona que llegaban a controlar entre el 50% y el 80% de las transacciones. Además muchas otras ciudades eran sucursales de las anteriores como el caso de Rodas o Ragusa. Barcelona perdió su posición en el mercado mediterráneo debido a las epidemias de peste negra (1348, con rebrotes hasta 1450) y las guerras Remensa (1462-1485), siendo Valencia la ciudad que la sustituyó como centro comercial de Aragón.

El comercio mediterráneo era casi siempre de mercancías, llevando lienzos, armas, sal (menorquina, gaditana y francesa), coral y esclavos para vender en oriente en las ciudades de Constantinopla, Beirut y Alejandría. A cambio recibían especias, colorantes, azúcar, seda y gemas. Para acabar de cargar las galeras se solía añadir algodón egipcio o vino griego. Como la oferta europea era menos ventajosa que la oriental se utilizaban oro y plata para equilibrar los precios. La supremacía de Venecia, Génova y Barcelona se basaba en su posición cercana a los puertos orientales, sus grandes astilleros y a que producían sus propias manufacturas, junto  una red de “colonias” repartidas por el Mediterráneo que proporcionaban abastecimiento y refugio a sus barcos.

La conexión entre el sur y el norte de Europa se realizaba en Amberes, máxima distancia donde podían llegar las galeras, y allí se realizaban los intercambios con los barcos hanseáticos, que mantenían el monopolio comercial del norte. Los productos del norte eran fundamentalmente trigo polaco, madera báltica, pieles y arenques. Amberes era una ciudad, casi autónoma, en la desembocadura del río Escalda, entre el ducado de Brabante y el condado de Flandes, que había ganado importancia tras el declive de Brujas. Estaba fortificada y se convirtió en el centro de la geografía del siglo XVI hasta 1576 cuando fue destruida por las tropas españolas y sus funciones se trasladaron a Ámsterdam.

En cambio la conexión entre el Oriente y Europa era el mundo islámico. Mientras que el comercio del oeste del mediterráneo estaba dominado por las ciudades italianas y aragonesas, el este lo controlaban ciudades musulmanas. De esta forma creaban un puente entre el comercio de Oriente y Europa, implantando aranceles y comerciando a su vez entre ambos mercados. Esto creaba un problema para el comercio europeo ya que encarecía sus compras y abarataba sus precios debido a la existencia de un intermediario.

Otro problema lo creaba la dependencia del oro y la plata para poder comerciar, que no retornaban. Se dependía de las minas que poco a poco se iban agotando. Solamente quedaba una fuente de oro que procedía del mercado de Tombuctú en África, donde se podía comprar también esclavos, y llegaba a la costa norte. Los africanos querían caballos y barcos, no les interesaban otras mercancías europeas, y la venta de barcos no era aceptable para las ciudades mediterráneas, ya que permitía lanzarse a la piratería marítima a los bereberes.

Intentado controlar el mercado del norte de África directamente los portugueses conquistaron Ceuta en 1415, pero al poco tiempo se dan cuenta de que las rutas dejan de pasar por esa ciudad, derivándose primero a Tánger y posteriormente, tras la conquista de esa ciudad, a otros lugares. Empeorando la situación, en 1453 los turcos conquistaron Constantinopla cerrando uno de los pocos puertos cristianos del Mediterráneo oriental y cerrando el bloqueo turco de esa región. Con esta situación de cerrojo comercial el comercio con Asia y el Islam cada vez era más complicado, lo que impulsó a los europeos hacia la única vía que les quedaba: la expansión marítima hacia el oeste.

¿Por qué China no emprendió una aventura similar? Tras los viajes de Cheng Ho los mandarines destruyeron y prohibieron una flota durante siglos. No les interesaba ningún producto extranjero ya que eran prácticamente autosuficientes, mientras que estos podían llevarles guerras y problemas sociales. Tampoco tenían una industria manufacturera importante que exigiera comerciar con sus productos en el extranjero. De todas maneras, el centro de gravedad de la economía mundial hasta el siglo XVIII fue China que atraía toda la plata mundial. En el siglo XI se había creado el papel moneda, pero provocó una crisis inflacionista en los siglos XIII y XIV que obligó a adoptar un referente sólido y valioso para poder detenerla. China exportaría oro hacia Europa y recibiría plata desde allí, América y Japón, pero no comerciaría con nada más hasta la llegada de los europeos en el siglo XVI.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: