De profesión, geógrafo

Imagen: empleados de la empresa española Nexus Geographics. El trabajo con tecnologías geo-espaciales se ha convertido en el más común dentro del oficio de geógrafo en el siglo XXI. Fuente.

El Colegio de Geógrafos españoles elabora cada 5 años y desde 2003 un informe del estado de la cuestión de la profesión con el objetivo de difundir los perfiles profesionales del oficio de geógrafo. Ese informe pretende, además, ayudar a las empresas a identificar profesionales cualificados para sus necesidades laborales, mejorar el diseño de los cursos de formación universitaria de Geografía a partir del mercado de trabajo y promocionar la posición social de la profesión. En esta entrada vamos a resumir los principales datos mostrados por el informe del año pasado para dar una visión global de la profesión de geógrafo en España, si se quiere mayor detalle se puede consultar el informe aquí.

El pasado año 2018 se realizaron 520 encuestas con preguntas abiertas y cerradas entre los 1358 miembros del colegio en España (38,3% del total de miembros) para obtener los datos con los que se elaboró el informe. También se realizó la encuesta a 230 no colegiados, de los cuales 10 fueron extranjeros, para difundir la labor del colegio entre los profesionales de la Geografía.

Los datos muestran que la profesión tiene un marcado sesgo de género: dentro de los colegiados españoles el 71,7% de los encuestados eran hombres, porcentaje que se reduce si sumamos a los no colegiados a la muestra, donde el porcentaje de hombres baja a 68,6%. Ambas cifras están bastante por encima de un valor que debería rondar el 50% si no existiera ninguna diferencia entre géneros en la profesión. El porcentaje total de hombres colegiados es del 69,1% lo que indica que la muestra refleja a los miembros del colegio en cuestión de género.

Dentro de los ámbitos de trabajo el 43% de los profesionales se ha dedicado en los últimos cinco años al menos a un proyecto de Tecnologías de la Información Geográfica (TIG), el 28% a uno de planificación territorial y urbanística, el 26% a medio ambiente, el 18% a desarrollo territorial y el 16% a alguno de sociedad del conocimiento.

Respecto a la evolución de los ámbitos desde 2003, todos ven su porcentaje de participación reducido, excepto el de las TIG que aumenta significativamente de un 33% a un 43%. Es destacable como antes de la crisis de 2008 los proyectos de planificación, desarrollo y medio ambiente subieron en gran medida (sobre todo los dos primeros) y se han visto drásticamente reducidos en los últimos 10 años, prácticamente a la mitad o menos.

En el apartado de las TIG destacan los proyectos relacionados con Sistemas de Información Geográfica (SIG) y cartografía que se consolidan como la salida profesional por excelencia de los geógrafos en los últimos años con el 57,6% de los geógrafos dedicándose a este tipo de proyectos. También la gestión de bases de datos geoespaciales es muy importante con un 23,7% de colegiados trabajando en su desarrollo. Referente a la planificación territorial y urbanística el 24,6% de los colegiados se dedica a esta vertiente profesional, junto a los estudios de paisaje (8,3%) y movilidad (7,7%), principalmente.

Los estudios de impacto ambiental (EIA) son el ámbito al que mayor porcentaje de geógrafos se dedica dentro de la categoría de medio ambiente (11%) seguido de las evaluaciones ambientales estratégicas de proyectos (EAE) con un 9,2%. La gestión de espacios naturales protegidos y la evaluación de riesgos naturales también tienen una cierta importancia (6% y 4,8% respectivamente). En el desarrollo territorial destacan los proyectos de participación ciudadana (7,1%), la planificación estratégica (5,6%) y el turismo (5,2%). La sociedad del conocimiento es el ámbito más reducido dentro de la geografía, pero engloba categorías tradicionales como la enseñanza universitaria (7,7% de los colegiados), la enseñanza no reglada (5,4%) y la secundaria (3,8%).

El 70% de los encuestados respondió que estaba trabajando y solamente un 10% se refería a sí mismos como parados. Dentro del ámbito de trabajo el sector privado lleva la delantera con un 42% de las respuestas positivas frente al 31% de respuestas a favor del sector público. En la administración pública los geógrafos suelen trabajar en universidades (31%), ayuntamientos (21%) y comunidades autónomas (19%) y dentro del sector privado como asalariados (40%) o autónomos (28%).

Como hemos visto el perfil de geógrafo en España en 2018 es el de un varón que trabaja como asalariado en el sector privado en proyectos relacionados con SIG, cartografía y bases de datos. Sin embargo, el desempeño de trabajos en la administración pública sigue siendo muy importante relacionado sobre todo con la planificación territorial y urbanística, los estudios de impacto ambiental, el paisaje y la educación universitaria. En general todo lo relacionado con nuevas tecnologías, cartografía, informática, satélites y la llamada neogeografía ha experimentado un crecimiento que otros tipos de proyectos no han hecho en los últimos 15 años.

Tal vez, entonces, el futuro de la Geografía resida en potenciar una formación relacionada con la tecnología y la informática, cada vez más al alcance de nuestra mano gracias a los dispositivos móviles y a aplicaciones más potentes año tras año. Pero sin dejar de lado sus aplicaciones prácticas en la ordenación del territorio y el cuidado de nuestro entorno, fundamentales en una era de clima cambiante, ciudades contaminadas y despoblación rural.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: