Localización de la industria en Europa

Imagen: parte del área industrial de la denominada Blue Banana. Podemos ver los principales centros industriales de Europa (ver más abajo) en una de las áreas con mayor densidad urbana del mundo. Esta región se puede considerar la «capital» de la UE, no en vano se encuentran allí localizadas las sedes del Parlamento (Estrasburgo y Bruselas), la Comisión (Bruselas) y la Justicia (Luxemburgo) europeas. Fuente.

Continuamos hablando de la industria europea. En esta entrega comentaremos la teoría clásica de la localización industrial y veremos los principales lugares que desarrollaron una gran industrialización en Europa. Finalmente veremos como ese modelo industrial tuvo también su fin en las décadas de los 70 y 80 del siglo XX.

Teoría clásica de la localización industrial

Los asentamientos pre-industriales tenían una gran dispersión espacial derivada de la distribución irregular de los recursos naturales como el agua, el viento, los ríos o las minas. Esto producía talleres pequeños y con pocos operarios con una gran diversificación de productos y una especialización productiva de carácter local. Existían pocas agrupaciones industriales y siempre en la misma tipología de lugar, puertos y mercados principalmente.

Los talleres fueron desarrollando una tendencia a la concentración espacial tanto geográfica como productiva a medida que nuevas tecnologías se iban incorporando; de esta manera el capital y la mano de obra también se concentraban permitiendo talleres y fábricas cada vez más grandes. La concentración inicialmente dependía de la existencia de carbón cercano y de una red de transportes bastante desarrollada. Es a partir del siglo XVIII con la invención de la máquina de vapor y el gran crecimiento demográfico cuando se incentivó la productividad fabril.

El aumento de la población permitió una economía de mercado, demanda interna, y una mayor mano de obra para explotar minas y construir las instalaciones necesarias, tanto fabriles como de transporte: el ferrocarril y los grandes buques. Surgieron tres tipos básicos de industria durante el siglo XIX:

  • Industria de base, pesada: Manipuladoras de grandes volúmenes de material, son las industrias siderúrgicas, de extracción, químicas y cementeras. Requieren un gran consumo de energía y una gran inversión de capital. Se localizan en zonas próximas a los minerales que utilizan y que además poseen otros recursos secundarios como madera y alimentos. Son típicas de las regiones carboníferas.
  • Industria ligera: Produce bienes de uso y de consumo, tales como alimentos, textiles, medicinas, electrodomésticos, etc. Se localiza cerca de los mercados de consumo, típicamente en ciudades o zonas densamente pobladas. Son las fábricas que crearon la industrialización urbana de los siglos XVIII al XX.
  • Industria mixta: Este tipo de industria produce ambos tipos de bienes. Se localizan en importantes nudos ferroviarios y portuarios donde pueden intercambiarse y distribuir mercancías de todo tipo.

Polos industriales de Europa

Las regiones donde se pude visualizar el desarrollo industrial de los pasados siglos son aquellas regiones centrales que comentamos en la entrada anterior:

  • Cuenca del Ruhr (Renania del Norte-Westfalia): Es una región rica en carbón de calidad, fue la primera región en producción de carbón, hierro y acero de Europa hasta la II Guerra Mundial. Los Aliados bombardearon severamente esta región debido a que era la principal productora de maquinaria bélica de Alemania. Actualmente estaría en un digno tercer puesto, siendo predominante la industria automovilística. Ciudades importantes del área son: Colonia, Düsseldorf, Essen y Dortmund.
  • Cuenca del Sarre-Lorena: Región que combina la existencia de carbón (en el río Sarre, principalmente en Alemania) y de minas de hierro (en Lorena, Francia). Metz es la ciudad más importante de la región.
  • Distrito de SambreMosa (Bélgica): Fue la primera región industrial europea hasta 1950 y de las primeras en desarrollarse. Las ciudades de Charleroi, Lieja y Namur fueron las más importantes.
  • Gran Bretaña: La isla se organiza industrialmente en dos ejes, por un lado en el este desde el norte de Gales hasta Escocia (Liverpool, Mancheter, Carlisle, Glasgow) y por otro en los Peninos meridionales (Leeds y Sheffield).

La situación industrial europea que hemos comentado fue predominante hasta la década de 1970. Durante los 20 años siguientes la dependencia del petroleo extranjero, la competencia de los productores foráneos, la pérdida de miedo a una revolución obrera y las nuevas generaciones que no habían vivido la hermandad de las grandes guerras se combinaron para provocar el desmantelamiento de la producción en serie (fordismo). Esto provocó grandes malestares en Europa, desempleo, revueltas sindicales, liberalización de la economía y reducción del estado del bienestar. La localización, elementos y método de trabajo industrial cambiaron de forma radical a partir de los años 90 del siglo XX, pero esto lo veremos en la siguiente entrega.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: