Un solo mar y un solo mundo

Imagen: Reconstrucción del mapamundi de Claudio Ptolomeo (siglo II) por Johannes de Armsshein hecho en Ulm en 1482 a partir de la obra Geographia. Es interesante comparar las diferencias y similitudes entre este mapa y el de Herodoto, sobre todo el Océano Índico como mar interior. La notación de latitud y longitud de Ptolomeo se utilizó durante mucho tiempo, aunque el cálculo de la longitud presentaba graves errores que no se pudieron corregir hasta la invención de relojes de precisión en el siglo XVII. Este error presentaba al Mar Mediterráneo como mucho más largo de lo que es realmente, colocando el extremo Este de Asia mucho más cerca de la costa Atlántica de Europa y llevando a Cristóbal Colón a pensar que una ruta hacia Asia por el Oeste era posible.

En esta entrada hablaremos de como los exploradores europeos se dieron cuenta de que existe un solo mar que baña todas las costas del mundo y por tanto un solo mundo interconectado, creando el inicio de la globalización. Además también veremos la conquista de los estados americanos fruto de esa expansión, por parte de los españoles.

En 1513 Nuñez de Balboa logró cruzar Panamá desde el Atlántico y descubrió una gran masa de agua, sin saber muy bien qué era, al que llamaron Mar del Sur. Esto llevó a realizar más exploraciones por Panamá y Nicaragua para cartografiar la costa. Dos años más tarde en 1515, Juan Díaz de Solís llegó al Mar de la Plata y descubrió, a su pesar, que era un río. En ninguno de los dos casos se logró el objetivo que se habían propuesto: encontrar un paso hacia Asia a través de América; una conexión marítima que atravesase o bordease el Nuevo Mundo.

Fernando de Magallanes era un marinero y mercenario portugués que estaba resentido con la corona portuguesa debido a que no le había ennoblecido ni enriquecido. De tal forma que decidió probar suerte con la corona castellana y en 1519 organizaron una expedición para bordear América por el Sur. Contaban con marineros españoles, italianos y franceses para una flota de 5 barcos que intentaría llegar a las Indias por el Oeste.

En 1520 llegaron al estrecho de Magallanes, que resultó muy difícil de navegar perdiendo uno de los barcos tras un mes de lucha contra el mar. Poco después sufrió un motín en un segundo barco, que abandonó la expedición, hasta que pudieron llegar a la Patagonia Occidental. Finalmente lograron llegar a las Filipinas en 1521, pero Magallanes murió en medio de un conflicto tribal local, perdiéndose otro barco más. Un marinero de la expedición, Juan Sebastián Elcano tomó el liderazgo y puso rumbo al Sur con dos barcos. En las Molucas compró 23 toneladas de clavo y empezó el largo regreso a la Península Ibérica. Tras naufragar y perder un cuarto barco los Portugueses intentaron darles caza cerca de Java, pero lograron escapar y llegar al puerto de Palos en 1522. La carga de un solo navío fue suficiente para pagar el coste de toda la expedición y sacar beneficios.

A pesar del éxito obtenido el estrecho de Magallanes era impracticable a nivel comercial y militar, y España tuvo que conformarse con la explotación de América y olvidarse de Asia. Por otro lado se había demostrado que existía un solo mar y por tanto un solo mundo donde se podía ir en barco a cualquier parte. En 1560 ya se conocían casi todas las costas excepto Australia, la Antártida y el Ártico y se creó un simbolismo que duraría siglos:

  • Europa: noble, monárquica y dominante.
  • Asia: rica, culta y exótica.
  • África: salvaje, inocente y medicinal.
  • América: caníbal, salvaje y violenta.

Más al Norte, desde Cuba, Hernán Cortés zarpó con una expedición con destino México en 1519. Contaba con 610 hombres (500 soldados y 110 marineros), 16 caballos, 13 mosquetes y 10 cañones de bronce. En 3 años Cortés dominó la confederación Azteca y produjo una corriente de migración hacia el Norte, hacia el Río Grande. Al encontrarse con indios nómadas, no agricultores, que huían al ver a los conquistadores decidieron dejar la frontera ahí ya que no había nadie a quien dominar.

En 1531 Francisco Pizarro inició la conquista del Imperio Inca desde Panamá, que duraría dos años. Continuará su expansión hasta Bogotá y desde Cuzco hacia el Sur llegando en 1542 a Santiago de Chile. Allí encuentran la misma situación que en el Norte y finalizan su conquista. En 1549 se había conquistado a los Aztecas, los Mayas y a los Incas y se puso bajo dominio español a 50 millones de indios.

Los estados que se encontraron eran muy jerarquizados y piramidales, con un gran control social. Los españoles solo tuvieron que substituir a la jerarquía superior para dominarlos y cambiar su religión por la católica. Además encontraron algo que condicionó la explotación americana, y la economía española, de los siguientes siglos: oro y plata en enormes cantidades.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: